Terror y thriller español. Cinco películas que me han marcado.

Magnet Releasing
Magnet Releasing

Hace poco se estrenó Verónica, de Paco Plaza. En diciembre llega la nueva película de Jaume Balagueró. Y yo como loco de alegría porque dos de mis directores favoritos estrenan película.

Otro, Emilio Martínez Lázaro, director de Ocho apellidos vascos arremetió hace unos años contra el cine de género español, diciendo que es mejor hacer cine de copla que de vampiros. No puedo estar más en contra de esta afirmación. Este señor solo ha hecho películas made in Spain y nada por hacer un cine diferente, que no esté solo orientado al público de La que se avecina.

Por este motivo creo que es el momento perfecto para hablar de algunos de los grandes directores españoles que han tratado estos géneros alguna vez en su vida o se han especializado en él.

Amenábar, Almodóvar, Bayona, Rodrigo Cortés, Paco Plaza, y por supuesto, Jaume Balagueró, uno de los maestros del terror contemporáneo español, entre otros, nos han dado grandes alegrías en cuanto a los géneros de terror y thriller se refiere, no solo dentro de nuestras fronteras, si no también fuera de ellas. Hasta Guillermo del Toro ha realizado dos de sus mejores películas en territorio español.

Los sin nombre (Jaume Balagueró, 1999)

Cada vez que veo un hotel abandonado no puedo dejar de pensar en esta película. La vi por primera vez con 12 años y a día de hoy sigue siendo la película de terror que más me viene a la cabeza y que más inquietud me provoca.

La ópera prima de Jaume Balagueró cuenta la historia de una mujer que años después de ver el cuerpo mutilado de su hija recibe una llamada en la que se escucha “Mama, soy yo. Ven a buscarme”. Una premisa de lo más atractiva y una de las películas que más logra crear terror, al ser una historia de terror humano, sin fantasmas, extraterrestres o monstruos.

[Rec 3]: Génesis (Paco Plaza, 2012) o la nueva El ejército de las tinieblas (1992)

Mucha gente se llevará las manos a la cabeza al ver esta película en la lista. [Rec 3] es sin duda una de mis películas favoritas españolas, por no decir la favorita de lo que llevamos de década.

[Rec 3] lo tiene todo para ser una película de terror de culto. El gore y el humor pocas veces se han dado la mano de tan buena forma. Rompe completamente con todo el mundo creado en las dos entregas anteriores, pero respetando el universo de [Rec], como hizo en su momento El ejército de las tinieblas. Esto es lo que más me gusta la película, el tener como claro referente la tercera entrega de la saga Posesión infernal. Y es que a Paco Plaza le gusta aterrorizarnos, pero también divertirnos, parte fundamental del terror, como bien defendió Wes Craven.

Y qué decir de Leticia Dolera. Pocas veces se ha visto en el cine español un personaje femenino tan potente, tan directo, tan independiente. Es una mujer que el día de su boda no duda en sobrevivir como sea con tal de reencontrarse con su pareja. No es una princesa en apuros. Es una mujer que busca a su marido en medio de un ataque de poseídos.

En resumen: dos horas de puro humor negro y gore en el que se nos muestra una historia muy española como es una boda en Valencia con elementos muy españoles, pero muy fácil de exportar. Un gran logro, todo lo opuesto a Ocho apellidos vascos.

Tesis (Alejandro Amenábar, 1996)

Que el subtítulo de una película sea “Me llamo Ángela. Me van a matar” promete mucho terror y malestar. Y es que el debut en el cine de Alejandro Amenábar cumple la promesa de ese subtítulo y nos entrega una de las películas más terroríficas españolas.

Como ocurre con Los sin nombre, y más en este caso, Tesis trata de un terror real, alejado de fantasmas y de criaturas, el de las snuff movies. Este es junto a las películas sobre sectas las que siempre me han dado más miedo.

Y si bien es una película que me fascina, es una de esas que pese a tenerla no sé si quiero volver a ver. Siempre que la veo me deja con muy mal cuerpo, muy violenta y muy real.

28 semanas después (Juan Carlos Fresnadillo, 2007)

Tengo especial admiración por esta co-producción británica y española, dirigida por un director lamentablemente desaprovechado.

Y no puede ser para menos: pocas películas se atreven a mostrar terror de día y con mucha gente. El arranque de 28 semanas después es uno de los más impactantes que he visto en mi vida. El plano aéreo de día es algo que diez años después sigue siendo poco habitual en el cine de terror.

28 semanas después es de las pocas secuelas admiradas por público y crítica. La primera parte, la de Boyle, del que haré en el futuro un especial, fue una completa ruptura del subgénero zombie, en su momento, al tratarse de una película con un corte filosófico y más centrado en cómo actuarían esos “últimos hombres” ante una catástrofe de este tipo. La segunda parte deja de lado la filosofía para entregarnos un puro relato de terror y un chute de adrenalina. La escena de los francotiradores con la música de John Murphy es uno de los momentos que más me han tensado y disfrutado en el cine.

La piel que habito (Pedro Almodóvar, 2011)

2011 fue un año muy especial para mí. Año de Erasmus y año en el que conocí a mi pareja. Además, fue uno de los mejores años a nivel cinematográfico que recuerdo en tiempo con películas como Drive, Shame, El árbol de la vida, Un dios salvaje, Mientras duermes y la película de la que ahora nos ocupamos, La piel que habito.

Puede que La piel que habito sea mi película favorita de Almodóvar. Es un thriller tenso que te atrapa desde el comienzo y del que quieres saber como acaba. Es morbosa, retorcida y con un punto de humor negro muy bizarro que aumenta con segundos visionados. La escena de los plugs puede que sea una de las escenas que más escalofríos me sigue provocando.

Muchos dicen que no parece una película suya. Para mi humilde opinión es 100% Almodóvar. No deja de ser una historia rebuscada con drogas, mujeres, suspense, y ese humor negro tan suyo.

Estas son cinco de mis películas favoritas de terror o thriller españolas.

Y vosotros, ¿con cuáles os quedáis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.