Colossal: El empoderamiento femenino bajo la lente de Vigalondo

Análisis plagado de spolilers de Colossal.

He de reconocer que soy muy fan de Nacho Vigalondo. Tras más de dos años de espera, por fin he visto Colossal. 

Cinema Clock

Las expectativas eran muy altas. Las anteriores películas de Vigalondo me encantaron. Este director crea un cine muy personal. Todas sus película parten de tópicos del terror y de la ciencia ficción con los que hace lo que le da la gana. Prueba clara es Extraterrestre, una comedia con toques de ciencia ficción qué bien podría haber escrito Billy Wilder.

La nueva película de Nacho Vigalondo es su obra más madura e interesante. Además, es su obra con más contenido. Vamos a ver por qué resulta interesante.

Colossal cuenta la historia de una mujer alcohólica que cada vez que se emborracha, un monstruo gigante ataca Seul. Pronto se da cuenta de que ella es ese ser y que sus borracheras crean estragos en la capital de Corea del Sur.

Con esta sinopsis parece que estamos ante otra película kaiju, tipo GodzillaPacific Rim. En cambio, Vigalondo usa este subgénero para contarnos una historia de adictos al alcohol, celos, maltratos, y de cómo los hombres someten a las mujeres.

Y he aquí lo realmente interesante de Colossal y uno de los principales motivos por los que adoro la ciencia ficción. Por la crítica social que se subvierte en todo producto centrado en este género.

austinchronicle.com

Colossal comienza como una comedia indie para pasar a un thriller de ciencia ficción cuando aparece el robot gigante en Seul. Ese robot es el amigo de la infancia de Gloria. Una persona que siempre la ha odiado y ha tenido celos de ella. Y que no dudará en matar a personas con tal de someterla. El plano de ella llorando en el suelo mientras él camina, es uno de los más simples y aterradores que he visto en tiempo.

Con este giro de guion entra el tema del empoderamiento de la mujer. Gloria es una mujer que vive entre dos hombres que intentan controlarla y cambiarla. A pesar de ello, no deja de ser ella misma. El momento en que mejor se demuestra el empoderamiento es cuando viaja a Seul. Allí manda a la mierda a su controlador ex-novio y con el uso de la inteligencia planta cara a su enemigo. Solo cuando toma conciencia de su poder es cuando consigue liberarse y salvar a Seul. El final es de esos que te levantan y te hacen aplaudir.

Aunque la película está lejos de ser redonda en términos feministas, entre otros motivos por tener solo a una mujer, reivindico a Gloria como una nueva heroína del siglo XXI. Es una mujer joven, escritora, alcohólica y perdida con la empatizarán muchas personas. Es una heroína que bien podría existir en nuestros días cuyo superpoder es el empoderamiento.

Por estos motivos, me atrevo a decir que con Colossal, Nacho Vigalondo ha dado un paso adelante en su filmografía entregándonos una de las películas más interesantes de este año. Colossal es una película a medio camino entre una comedia indie de Sofia Coppola o de Wes Anderson y una de ciencia ficción que va más allá al reivindicar el empoderamiento de la mujer.

Espero que os haya gustado este análisis.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.