Swiss Army Man: Pedos que emocionan

Crítica sin spoilers de Swiss Army Man.

Hoy vengo a hablaros de Swiss Army Man, una película muy poco convencional y difícil de vender, pero que no puedo quitarme de la cabeza. Quizá sea, en parte, gracias a la inolvidable banda sonora a capela en la que hay espacio hasta para un homenaje a la canción de Parque Jurásico.

Swiss Army Man trata de la odisea de un joven náufrago que está a punto de suicidarse cuando aparece un cadáver que en principio solo se tira pedos. Con una premisa así te puedes esperar cualquier cosa. Por suerte es algo original y bueno.

Swiss Army Man es una de esas películas que amas u odias. En mi caso soy de los que la aman. De hecho, no entiendo la espantada que hubo durante su proyección en el Festival de Sundance, algo incomprensible, porque vale sí, es una película rara, pero ni lo es tanto, ni es ofensiva ni violenta. Hay películas mucho más raras o incómodas que Swiss Army Man.

El director de Swiss Army Man la vendió como una película que te hace reír con el primer pedo y llorar con el último. Y más en lo cierto no puede estar, ya que Swiss Army Man te emociona como pocas películas hacen.

Lo que empieza como una comedia surrealista se convierte en una película que no deja de sorprender y de emocionar. Y lo más importante, te hace pensar a través de los pedos y de  un personaje que está esencialmente muerto lo que significa realmente estar vivo.

Porque a través de los momentos escatológicos y de la interacción del protagonista con un cadáver interpretado por un Daniel Radcliffe en estado de gracia, Swiss Army Man responde a cuestiones tan importantes como qué es estar vivo, sentir, amar, la amistad, el sexo, ser rechazado por tu familia, e incluso temas de actualidad que prefiero que descubráis por vuestra propia cuenta.

Swiss Army Man protagonistas
Imagen extraída de IMDb

Antes de acabar, me gustaría hacer una aclaración. Por más que se empeñen ciertos críticos en calificarla como película homosexual,  o que aparezca en listas de películas LGTBIQ no tiene prácticamente nada de gay. Algo que me decepcionó por esperarme una comedia romántica gay debido a esas críticas que creo que han confundido lo que es una amistad entre hombres poco heteronormativa con una historia de amor gay.

Y poco más puedo contar de Swiss Army Man sin destriparla entera, algo que no me interesa ya que pretendo convenceros de que la veáis aunque después me odiéis, porque es una de las películas mas especiales y únicas que he visto en mucho tiempo.

Si la has visto no dudes en comentar que te pareció.

 

Un pensamiento en “Swiss Army Man: Pedos que emocionan

  1. A mí me sorprendió mucho. Aunque el ritmo me pareció lento y la trama demasiado simple, me parece que vale la pena solo por el tono y enfoque tan originales; por ser capaz de transmitir significado de una manera tan absurda y a la vez tan tierna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.